Rogelio López CuencaNerja, España, 1959Los bárbaros2016InstalaciónInstalación muralColección CA2MFecha de ingreso: 2016CE01708

Los bárbaros es el título de un proyecto que se celebró dentro de un actividad “Madrid 45” en el que se creó un grupo de investigación sobre la presencia, en la ciudad de Madrid y en algunas localizaciones de la Comunidad, de monumentos relacionados con la larga experiencia del colonialismo español.

El proyecto estudia la retórica dominante en las esculturas relativas a la historia colonial española dispersas por las calles, parques y plazas de la capital. Trata así de desentrañar la identidad de los personajes que pueblan Madrid, aportando datos históricos que contextualizan las motivaciones y los motivadores del imaginario estatuario de la ciudad como modelo de “construcción de memoria colectiva” que pone sobre la mesa las preferencias hacia un tipo u otro de héroe, una cultura por encima de cualquier otra, cuestionando así los discursos hegemónicos.

En Los bárbaros se aborda el sistema colonial entendido como la expansión violenta mediante invasiones, despojos, aculturación y esclavitud. Los monumentos públicos forman parte de las estructuras de poder de una sociedad, rinden homenaje a personas o acontecimientos históricos, se proyectan sobre la memoria que todavía está por construirse, enuncian el poder de narrar la historia por parte de los dueños del presente a fin de construir y reforzar su legitimidad contemporánea. Son relatos interesados, que se difunden mediante numerosos productos culturales, que tratan de concentrar la simbología, en este caso, del colonialismo como, por ejemplo, el que se reúne en Madrid alrededor de la plaza de Colón siendo la estatua del descubridor de América el epicentro de esta concentración.

El proyecto pretende, en fin, que surja en el espectador la certeza de la relación que hay entre lo que se muestra y lo que se oculta, las manipulaciones de la historia y el silenciamiento de las memorias oprimidas y cómo la aparente “invisibilidad a que la costumbre acaba condenando al monumento no implica su irrelevancia como dispositivo ideológico; al contrario, la naturalidad de su presencia redobla su eficacia en términos de su función ideológica; además, el propio estatuto de obra de arte con frecuencia le exime de ser interpelado en términos políticos.

Rogelio López Cuenca (Nerja, 1959) tiene una ya larga trayectoria de trabajo en los que las ideas sociales, la vinculación del poder y la relectura de la historia tienen un lugar esencial. Sus proyectos tienen en común que son procesos documentales y todos ellos generan un corpus extenso de material fruto de una investigación meticulosa.


Obra realizada en colaboración con Elo Vega, Francisco Godoy, Dosjotas, María José Ollero, Rocío Robles Tardío, Juan Santos, Viviana Silva, Elena Zaccagnini, Nando Piña y Javier Montoro
Otras obras del artista