CA2M Centro de Arte Dos de Mayo

 
 

Susan Meiselas, Patricia, auxiliar de ayuda a domicilio para la empresa ASISPA atiende a Doña Dolores


CÁPSULA DE COLECCIÓN

SUSAN MEISELAS
PATRICIA, AUXILIAR DE AYUDA A DOMICILIO PARA LA EMPRESA ASISPA, ATIENDE A DOÑA DOLORES

 

Susan Meiselas participó con esta fotografía en la exposición Madrid inmigrante, Seis visiones fotográficas sobre la inmigración en la Comunidad de Madrid, un proyecto en colaboración con la agencia Magnum que dio lugar a un libro y una exposición con el mismo título en el que se invitó a seis fotógrafos, tres de la agencia y tres españoles, a reflexionar sobre la inmigración en la Comunidad de Madrid.

Para este proyecto presentó una crónica visual comprometida socialmente, fotografiando a un equipo de fútbol formado por mujeres ecuatorianas y a esas mismas mujeres realizando los trabajos que les permitían sobrevivir: limpieza, almacenaje, cuidado de ancianos, etc, todas ellas profesiones “no cualificadas”.

En Patricia, auxiliar de ayuda a domicilio para la empresa ASISPA, atiende a Doña Dolores, Meiselas se alejó del lenguaje cercano al impacto mediático que con frecuencia busca el fotoperiodismo y eligió una escena cotidiana que daba cuenta de la nueva realidad que se había implantado en nuestro país, derivada de factores tales como el aumento de la esperanza de vida, la creciente incorporación de la mujer al mundo laboral que dificultaba las tareas de cuidado a las que siempre se ha dedicado, y la llegada de inmigrantes que vino a ocuparse de estas tareas.

Así, siguiendo una metodología más documental, la fotógrafa se toma tiempo para entender el contexto en el que suceden las cosas, el lado humano, de modo que el enfoque elegido genera empatía, en este caso por ambas protagonistas: ambas limpian, ambas probablemente han sido relegadas y/o alejadas de su contexto social más próximo a un grado de soledad; Las dos mujeres, desde perspectivas diferentes, son marginales en la sociedad de producción postcapitalista.

«Para mí, una cámara es un medio para salir y descubrir el mundo. No estaba interesada en la fotografía documental como un género; me sentí más atraída por lo que estaba ocurriendo en el mundo, y pensé en la fotografía como un medio a través del cual podía explorarlo y comprenderlo mejor» – Susan Meiselas.

A lo largo de su carrera profesional Meiselas ha dedicado tiempo a buscar el lado humano y el marco social de los temas que trata. Casi como una etnógrafa, su forma de hacer requiere de largos periodos de inmersión y observación discreta, de acercamiento. Desde los primero trabajos, documentando una gira de bailarinas de striptease por Estados Unidos en Carnival Stripper (1972-1975) hasta la insurrección sandinista en Nicaragua (1978-1979), los conflictos en El Salvador o Chile durante la década de1980 o su trabajo en Kurdistán a partir de la Guerra del Golfo que dio lugar a la publicación Kurdistán a la sombra de la historia. Sus proyectos más recientes se interesan por la violencia doméstica y por la autocrítica sobre el papel de la fotografía documental, desde posiciones que van de lo personal a una dimensión geopolítica. También es editora y comisaria de exposiciones.

Consultar página web de colecciones