CA2M Centro de Arte Dos de Mayo

 
 

Una colección es como un organismo vivo, en el que cada una de las partes solo funciona si está en estrecha coordinación con las otras. Por ello, la conservación preventiva de las obras de arte que la componen —integrada en la planificación del museo desde la misma arquitectura— se lleva a cabo desde diferentes frentes: la política de adquisiciones; la racionalización y gestión de los espacios de almacén, incluyendo su sectorización, control climático, seguridad, buena accesibilidad y equipamiento de mobiliario y materiales; el registro y la documentación de las piezas; la monitorización regular de las mismas y los planes de restauración.

Una colección bien conservada y documentada es una colección más accesible para todas a través de las exposiciones, de los programas educativos, de la comunicación, de los préstamos a otras instituciones y de los trabajos de investigación. Pero también, son esas solicitudes de préstamo o disponibilidad de piezas las que, en movimiento de retroalimentación, generan la necesidad de nuevas acciones de conservación. Por eso nos parece fundamental ir explicando públicamente, a través de este apartado de nuestra web, algunas actuaciones de restauración que se van realizando sobre piezas de la Colección CA2M o la Colección Fundación ARCO.