CA2M Centro de Arte Dos de Mayo

CUADERNO EDUCATIVO 2018 - 2019



El pasado abril sucedió algo extraordinario en el museo. Seis niñas del colegio de primaria más cercano al Centro nos pidieron ayuda para hacer una obra de teatro que habían escrito. El hecho de que fueran ellas las que vinieran nos pareció tan importante que se ha convertido en un proyecto transversal del departamento de educación. Hemos fundado la compañía de teatro Las Sin Nombre con las participantes, que este año pasan a la ESO, y trabajarán con artistas de escénicas, músicos, iluminadores y colectivos del museo.


Nos parece este un buen punto de partida: construir a partir de la escucha del contexto, hacer de lo pequeño algo inmenso y centrarnos en la emoción de inventar con más gente. Sabemos que estos procesos son muy frágiles pero que ahí, en esa fragilidad, puede residir la magia que buscamos este año.

 

Por ello queremos poner la mirada de este curso en los colectivos artísticos que se están conformando de una manera casi invisible. Estos actúan como sociedades utópicas de creación y transforman al museo, lo alteran, y hacen de este espacio lo que es: un refugio para gente extraña. Bailar el barrio, el equipo de Sub21, las tejedoras, el grupo de lectura, la gente del huerto, la Universidad Popular, Agua de borrajas, el coro amateur, y ahora también Las Sin Nombre, posibilitan otras formas de estar en el museo, con otros tiempos. Además, este curso hay un deseo de mezclarse para conseguir encuentros extraordinarios: que se mezcle la voz del coro con el grupo de lectura, la gente mayor con la pequeña, que aparezca la brujería en el huerto. También cuidaremos las relaciones que no tienen nombre, que quieren ser invisibles: esas que surgen en las esquinas, que a veces no tienen forma, pero que están vivas y van creciendo.

Extenderemos la invitación a este refugio extraño a los centros educativos que vengan a participar de otras formas de aprender en horario lectivo: empezamos un nuevo taller para grupos de primaria en el que generar en una mañana un carnaval y con secundaria haremos talleres que modifiquen los centros educativos: metiéndonos en los lugares desconocidos, multiplicando las posibilidades de ser y estar en ellos para convertirlos en lugares más habitables.

Y también queremos conformarnos nosotras, el equipo de educación, como colectivo artístico de investigación desde la práctica. Tenemos ganas de no hablar tanto, de aflojar un poco el discurso, de posicionarnos en contra de la elocuencia del lenguaje. En el proyecto El Triángulo hablamos sobre la afonía de los profesores, de ese mal que se extiende a muchos de los procesos educativos. Hemos visto que le seguimos dando mucha importancia al discurso y en este curso buscaremos alternativas. Queremos interrumpir los procesos y los espacios, sospechar de la comodidad de lo que está ya construido y presentarnos como agentes del caos en espacios y momentos más disciplinados. Queremos estar cerca, tan cerca que la vista nos engañe. Queremos seguir defendiendo la pasión improductiva de las personas que nos quieran acompañar: las colecciones absurdas, los apaños caseros, las ideas imposibles, las obras amateurs.


Por ello trabajaremos con artistas que se quedan callados, que balbucean, que inventan máquinas para volar, que construirán un iglú dentro de un museo que se construyó encima de una casona antigua, artistas que son incapaces de acabar una frase.

Equipo de educación

 

Descargar el programa educativo 2018 - 2019