CA2M Centro de Arte Dos de Mayo

 
 

Javier Rodríguez Lozano, 2º B C (Lope de Rueda, 31), 2018


JAVIER RODRÍGUEZ LOZANO
#UNMETROYMEDIO



El trabajo de Javier Rodríguez Lozano (Madrid, 1992) parte de un relevante interés por lo formal y lo simbólico. Desde el comienzo de su trayectoria su realidad cotidiana y todo aquello que le rodea le han servido para complejizar un discurso sobre lo que parece pasar desapercibido, lo más cotidiano, lo común o lo que Georges Perec definió exhaustivamente en su libro póstumo Lo infraordinario. Como él mismo explica: “Mi labor trata de complejizar esa parte cercana e ignorada de nuestro imaginario diario, consiguiendo espacio para su re-apreciación. De igual modo, a veces parto de contextos meta-artísticos".

Ya en 2018 presentó el proyecto Lope de Rueda 31, en el que llevó a cabo una minuciosa labor antropológica al detenerse en los felpudos de los vecinos de su edifico, esos objetos pisoteados e ignorados que salvaguardan la línea del espacio privado del público, le han servido para una sugerente catalogación de las costumbres domésticas. El resultado de esta observación fueron unos óleos sobre lienzo donde los diseños de los felpudos, ahora sintetizados y trasladados al plano pictórico, que han sido sobredimensionados o empequeñecidos y completamente descontextualizados del lugar de origen. Continuando en esta línea de trabajo, el artista presenta este vídeo con el que retoma la labor de exploración de estas alfombrillas del rellano, a su vez, objeto identitario de sus dueños, sobre los que detener su mirada para reflexionar sobre las costumbres y la cultura popular como ya hiciera en trabajos anteriores donde la memoria y la autobiografía eran examinadas a través de las cortinas utilizadas en algunos pueblos de La Mancha y, específicamente en el suyo, La Puebla de Almoradiel, y que le han servido para la construcción de originales instalaciones.

¿Pueden los objetos definirnos? ¿Hasta qué punto nuestro día a día lo componen aquellas cosas que no vemos?.

La idea de lo nimio asociada a la rutina diaria y la voz en off del propio artista, evidencian su capacidad de síntesis y observación que reside en toda su obra, así como la necesidad de recurrir a un extenso imaginario autobiográfico.​