CA2M Centro de Arte Dos de Mayo

 
 

Marian Garrido, Unmetroymedio


MARIAN GARRIDO
#UNMETROYMEDIO



El arte de Marian Garrido (Avilés, 1984) no sólo es uno de los más adaptados a una situación de pandemia, a la sensación de vivir dentro de las páginas de un relato de ciencia ficción, sino que constituye una herramienta de producción de presente. En sus obras utiliza la ficción especulativa como un instrumento para proyectar posibilidades de existencia política: ha producido alfombras mágicas, para demostrar la forma en la que el arte es un catalizador de ilusionismo, que permite entender lo mágico como una realización tecnológica; instalaciones con papeles de pared de patrones digitales pensados para ser vistos a través de cristales de tonos flúor mientras suena un audio de Vocaloid, un software que produce voz sintética, es decir, lo más parecido hasta el momento a escuchar cómo canta la singularidad; o producir unas máquinas recreativas que permitan acceder al público a lo que llama Comunidades Temporalmente Autónomas, grupos minoritarios de usuarios de la red que viven una sobre-estetización como recurso afectivo sólo cuando se conectan, pero que desarrollan también una vida funcional al otro lado, eso sí, sin ningún reflejo de aquella autonomía.

La pieza en vídeo que nos presenta en este proyecto, titulada NUEVA NORMALIDAD, sirve para definir esa condición viscosa, slime, donde la forma multiventana y en capas nos deja atisbar esa forma de ser múltiple y simultánea en la que el futuro nos ha venido ya. Como ella misma explica.

“A modo de autoremix, he utilizado textos y obras realizadas en años anteriores que, al ser puestas en el contexto de la situación de pandemia y cuarentena actual, cobran un nuevo sentido. Mis líneas de trabajo habitual se desarrollan desde la ficción especulativa, es por tanto que permiten un amplio margen de acción: desde la interacción humana en aislamiento mediante la tecnología y la pantalla partida, el abandono de las actividades de industria o el consiguiente rebrotar de la naturaleza que estamos viviendo, se nos lanzan unas preguntas de cómo será la nueva normalidad y la supervivencia en, otra vez, tiempos de austeridad, o si debemos romper con el sistema anterior y construir desde el ahora. Las potencialidades de las obras y materiales que proyectaban al futuro, ahora lo hacen interrogando al pasado, porque el tiempo es un tejido maravilloso, flexible y elástico como el Spandex Lycrra”.