CA2M Centro de Arte Dos de Mayo

 
 

Ana Esteve Reig, Unmetroymedio


ANA ESTEVE REIG
#UNMETROYMEDIO



Ana Esteve Reig (Agres, Alicante, 1986) se formó en Alemania y completó sus estudios con un posgrado bajo la tutela del artista Bjørn Melhus. Ana utiliza los estereotipos narrativos del cine o del vídeo digital en los medios de comunicación para mostrar la forma en que la ficción sirve como una forma de producción de realidad. Su trabajo de edición es heredero de los estudios visuales feministas y de sus críticas al medio fílmico. Con estas herramientas ha desarrollado temas como la construcción de la imagen de la mujer en las redes sociales, los bailes populares y sus protocolos de género o el análisis de las instrucciones de los entrenadores deportivos.

En sus últimas piezas, se interesa especialmente por internet como medio, cuestionando a google en su papel de oráculo del futuro y las implicaciones políticas de la circulación algorítmica de información. Justo antes del confinamiento, Ana trabajaba en un nuevo proyecto, New Era (1996), donde un avatar recita el Manifiesto de Independencia del Ciberespacio de John Perry Barlow. En su promulgación ciberpunk, el activista americano define un entorno libre y mucho más ético, fuera de las garras del poder, una utopía que parece cercana a nuestra vida de pantalla actual.

En el vídeo este avance se combina con Down the rabbit hole, otro trabajo en progreso que ha surgido de las propias circunstancias de su cuarentena: en la montaña, aislada en la naturaleza, los insectos le han servido para plantear un mundo paralelo, ajeno al hombre, pero concebido para su bienestar. Nos explica: “un mantra visual como todos aquellos podcast como meditaciones guiadas o pseudo psicoguías que oímos en momentos de estrés o incertidumbre”.

En todo el trabajo hay una voz que guía al espectador. Se trata de “Jorge”, el asistente digital por antonomasia -utilizada, por ejemplo, como la voz de Anonymous para sus comunicados online-. La combinación de tecnología y naturaleza es aparentemente opuesta, pero también en realidad dos formas políticas de reivindicar la libertad desde la coexistencia entre nosotros y todo lo demás.