CA2M Centro de Arte Dos de Mayo

Rate this item
(0 votes)

ESCUELITA 
MARTES 18:30 − 20:30 H.

ESCUELITA
MARTES 17:00 − 20:30 H.

Los interesados en recibir información sobre el programa pueden suscribirse en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en el teléfono
91 276 02 21

La escuelita del CA2M Centro de Arte Dos de Mayo es un escuela informal dedicada al intercambio transdisciplinar, el estudio colectivo y la producción tanto de saberes como de modos no tradicionales de generar conocimiento. Situada en el corazón del CA2M, la actividad de la escuela atraviesa la institución y la desborda, operando como un organismo vivo cuyo metabolismo se nutre del intercambio entre los participantes, los vectores discursivos que convocan y las condiciones de la infraestructura en la que se inserta. Procesos colectivos de reciprocidad, desviación y comprensión irán modulando con el tiempo el recorrido de la escuela en múltiples direcciones, influenciando su curso y propósito, así como las agendas de otros departamentos y los usos de la institución. Esto permitirá a la escuelita ser un laboratorio para la futura programación del CA2M.

La escuelita surge de la necesidad de desplazar la investigación académica y sus sistemas de validación para desarrollar en su lugar formas de conocimiento situado y performativo que establezcan nuevas posiciones geopolíticas, alianzas afectivas y saberes encarnados. Pensamos con Stephano Harney y Fred Moten al invocar el estudio como la práctica de reunirse con otrxs para determinar lo que se desea aprender juntxs, para pasar tiempo con los materiales y demás acompañantes sin una finalidad impuesta. Es decir, entendemos el estudio como una circunstancia que nos convoca a juntarnos a partir del deseo de aprender juntos. Una forma de estudio alineada con el deseo compartido de desarrollo propio y transformación, desconectada de los imperativos de la acreditación individual, de la instrumentalización, de los resultados, la competición y la graduación. Entendemos la producción de conocimiento como una acción contingente, colectiva y contaminada, como un hacer que promueve la coalición de recursos e intensidades que nos sitúa en contra de la construcción de sentido especializada, la superioridad y la contención -autoproclamadas- de las tradiciones epistemológicas dominantes. Por eso los temas tratados en la escuelita no se generarán a través de conocimientos pre-existentes, sino a través de premisas críticas que interpelan imaginarios, archivos y afectos alternativos y reconfiguran los sistemas hegemónicos de valorar, nombrar y legitimar.    

Siendo un ecosistema que funciona a partir de lógicas de afinidad, la escuelita será también un laboratorio en el que se explore de manera activa formas de estar juntxs. Un lugar definido por su porosidad, su hapticidad y su capacidad para el intercambio y la mutación, en el que las zonas de contacto entre cuerpos, ideas, afectos, estructuras y voces se sitúan en primer plano. Será también un espacio para la coreografía social, en el que aprobar normas estéticas según las formaciones sociales que produzcan y viceversa: una cantera en el que nuevas formas de interacción social acuñan gestos artísticos.

La escuelita tiene lugar en una  instalación permanente diseñada por los artistas Bik Van der Pol: un dispositivo modular que traduce lógicas de estructura, codificación y recombinación del lenguaje. Un dispositivo radicalmente oral, que comunica lo que ocurre en él y evoluciona según los vocabularios que acoge. Un espacio en el que enunciar y escuchar, en el que contradecir y preguntar.

La escuelita se estructura por temporadas, definidas por el desarrollo, trabajo e investigación de una problemática. Cada problemática, surgida del cruce de diferentes urgencias contemporáneas, servirá como punto de partida y marco de reflexión para articular el programa de manera fractal a través de actividades que van desde los encuentros, los grupos de lecturas y los seminarios, a la performance, el baile o el taller, por nombrar algunas. Tanto las actividades como las metodologías serán diferentes a nivel de escala pero ambas derivarán de los nudos de las preguntas y conflictos a tratar, con el fin de conjugar modos de hacer híbridos, experimentales y reflexivos en el cruce de diferentes campos del saber y experiencia, que avancen otras formas de resolución de las problemáticas sobre la mesa. El acento sobre los modos de hacer y la generación de nuevas herramientas críticas es clave en esta escuela informal, que trabaja desde la curiosidad e inquietud compartidas para poner en marcha nuevas tácticas narrativas, estrategias de representación y gestos significantes que puedan arrojar una luz nueva sobre las urgencias que nos atraviesan.

El programa será una construcción en proceso determinada por lo que se produzca, pero siempre abierta a la improvisación y la contribución espontáneas. De manera paralela, una plataforma editorial recogerá la actividad y el curso de las discusiones de la escuelita, funcionando a la vez como archivo y herramienta de difusión. La editorial estará conectada con otra línea de trabajo importante de la escuela, ligada a la traducción, entendida tanto como una táctica geopolítica (de traducción de bibliografía al castellano y viceversa, para posibilitar otras circulaciones) como un proceso simbólico que implica procesos de performance y desplazamiento culturales. Esta línea repercutirá tanto en una intención programática como en una colección de publicaciones. Más aún, la escuelita piensa como un cuerpo conectado y busca establecer una red de alianzas en la región de Madrid y más allá. Programas de intercambio, visitas y grupos de estudio surgirán en conversación con compañeros afines en todo el mundo, permitiendo la puesta en común de preocupaciones, metodologías y afiliaciones conceptuales.

La escuelita existe únicamente a través del compromiso y participación voluntarios. En lugar de un currículum cerrado, proponemos un acercamiento abierto que crece a partir de la experiencia y la reflexión sostenidas sobre el propio estudio, con el fin de que estos procesos de aprendizaje afecten y transformen metodologías futuras. No habrá evaluaciones ni sistemas de calificación, ya que no hay certezas: sólo potenciales.

Las sesiones de la escuelita serán en castellano y/o inglés. La imagen de la escuelita es un dibujo de Diego del Pozo, a partir de una fotografía de la accióncarrying  de Pepe Espaliú.

La sesiones de la escuelita son públicas y abiertas. Para cada temporada se reunirá un grupo de componentes que dotarán de continuidad y consistencia al programa asistiendo a todas sus sesiones; pero estas están siempre abiertas a diferentes grados de participación. 

 

 

 

Read 10007 times Last modified on Jueves, 31 Agosto 2017 08:27
More in this category: Coreografías sociales »