CA2M Centro de Arte Dos de Mayo

ESCUELITA

 

ESCUELITA
TODAS LAS POSIBLES DECLINACIONES DE LO QUE UN CUERPO ES CAPAZ


COMISARIOS JULIA MORANDEIRA Y MANUEL SEGADE

La escuelita del CA2M es un organismo de investigación viva. Se concibe como el aparato digestivo de la institución, o segundo cerebro, de funcionamiento más lento, colectivo y experimental. Ésta es una metáfora muy productiva para pensar en el programa como lugar de digestión de procesos, de fermentación lenta de ideas, de nutrición y abono infraestructural; un espacio de negociación, de enunciación, de convivialidad y afinidad. El metabolismo del grupo que lo conforma se nutre del intercambio entre los participantes, los vectores discursivos que convoca y las condiciones de la estructura en los que se inserta. Lógicas de reciprocidad, desviación y comprensión modulan con el tiempo su recorrido en múltiples direcciones, influenciando su curso y propósito, así como los usos de la institución. Es, también, un aparato tentacular que desborda el centro tocando las cuestiones que se plantean en sus exposiciones, en su ciudad y más allá, recogiendo en ese tocar síntomas, urgencias y deseos que necesitan digeridos con otros ritmos, otras intensidades, otras formas. Por eso la escuelita es un laboratorio desde el que ensayar, especular y formular vectores de programación futura. Y es por eso también, que es un departamento imposible de fijar o definir.


La segunda temporada —Coreografías Sociales. Nadie sabe todavía de lo que un cuerpo es capaz— desplegó en su recorrido una nutrida constelación de ideas y debates en torno a las potencias estéticas, lingüísticas, sociales y políticas de los cuerpos. Dejó tras de sí un importante poso investigativo en torno a historiografías trazadas desde abajo, a las tecno-políticas raciales y víricas, a las lógicas de apropiación (cultural y más), a contagios afectivos y moleculares, a gramáticas de los gestos y coaliciones de vidas inéditas, a las potencialidades del tacto y de lo oculto, así como a las intensidades del baile, la fiesta o el glamour. Abrimos espacios de puesta en común y cuidados con los Salones de Belleza, de experimentación colectiva como los Ensayos Editoriales, gestamos los primeros Estudios de la Noche y, sobre todo, nos reconocimos como grupo que quiere estar y trabajar juntes. Por eso ahora, tras un periodo de descanso, la escuelita deja de lado la programación pública y se transforma en un grupo de trabajo ya constituido, conformado de manera consciente por los participantes principales del programa, cuyo objetivo es aterrizar y digerir todo lo generado durante la temporada anterior. Queremos conformar un grupo en el que los diferentes vectores conceptuales que emergieron puedan ser ahondados de manera situada, desde nuestras preocupaciones personales y colectivas, y así acoger y formalizar varias declinaciones concretas de qué son y pueden ser para nosotres estas coreografías sociales. Porque sentimos que, todavía, hay infinitas definiciones por explorar de lo que un cuerpo es capaz.


El grupo de trabajo escuelita está conformado por Edward Andrews, Artemio, Mauro Benavidez, Artemio, Victor G. Carreño, Alejandro Castañeda, Yelena Cvejic, Carmen García, Rubén Herranz Zúñiga, Ameen Mettawa, Lara Molina, Julia Morandeira, Beatriz Ortega Botas, Manuel Segade, Alberto Vallejo, Laura Valor, Gerard Volta, y otros que podemos convocar a lo largo del camino.


A partir de otoño 2019, la escuelita con un programa público abierto al público general bajo una nueva temporada.


Si estás interesado en la escuelita, escribe un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.